Blog sobre alimentación, deporte y salud

La importancia de la cadena del frío

Importancia de la cadena del frío

Uno de los temas que se abordan en nuestro curso de manipulador de alimentos es la importancia que tiene la cadena del frío para garantizar la perfecta conservación de los alimentos perecederos, especialmente los que se encuentran en restaurantes, bares o supermercados. Como expertos en la materia, hoy nos gustaría contarte algunos aspectos de esta cadena que resulta crucial para mantener la calidad de muchos de los alimentos que consumimos.

A lo largo de nuestra amplia trayectoria en el sector de la manipulación de alimentos hemos podido comprobar que de nada sirve que un establecimiento comercial cuente con las mejores máquinas refrigeradoras si hasta ellas llegan productos que no han seguido las pautas que marca la cadena del frío. Pero vayamos por partes, ¿cuáles son esas pautas?, ¿de qué hablamos cuando hablamos de la cadena del frío?

 

Cadena de frío de los alimentos

La cadena del frío hace referencia a todos aquellos pasos que deben seguirse para garantizar que un producto perecedero se refrigere o se congele de forma correcta. Dicho de otra forma, cualquier producto alimenticio que no vaya a consumirse en el momento (ya se trate de carne, pescado o fruta), debe seguir unas normas en materia de refrigeración y congelación para que sus propiedades nutritivas no se vean alteradas. La cadena del frío se inicia, por lo tanto, en el momento en el que un alimento se obtiene o se recolecta y continúa durante las fases de transporte y almacenamiento hasta llegar al momento de su consumo final.

Cuando esto no ocurre y se rompe la cadena del frío, la calidad de un alimento puede verse perjudicada al desarrollarse en él microorganismos y gérmenes nocivos para la salud de las personas que lo consuman. La única forma de evitarlo es mantener la temperatura de los alimentos dentro de un determinado rango una vez se hayan refrigerado o congelado. Por ejemplo, en el caso de los productos congelados es fundamental que estos permanezcan a una temperatura de -20ºC a -18ºC hasta que sean consumidos, ya estén en un almacén, en un camión de transporte o en un congelador doméstico.

Existen una serie de puntos críticos en los que la cadena del frío puede correr el riesgo de ser vulnerada que son los momentos de carga y descarga por los que pasan los alimentos. En este sentido, resulta fundamental que todo el proceso quede registrado en un control de trazabilidad, de forma que si surge algún contratiempo se pueda identificar y gestionar de forma más eficiente.

Tampoco podemos olvidar que cuando se trata de productos destinados a ser consumidos en los hogares, será responsabilidad del consumidor final lo que ocurra con los alimentos si no los guarda, refrigera, congela o descongela siguiendo las pautas correctas que marca la cadena del frío.

En próximas entradas del blog del Centro de Formación Nacional te contaremos cuáles son las formas correctas de congelar y descongelar alimentos en función de su categoría y caducidad.

Deja tu Valoración
La importancia de la cadena del frío
Valora este artículo

2 Comentarios
  1. Dedsy Yacqueline Araque Contreras-Reply
    16 junio, 2016 at 19:35

    para garantizar la perfecta consevacion de alimentos perecedero

AÑADIR UN COMENTARIOAñade un comentario

PRIVACIDAD Y CONDICIONES | GLOSARIO | BLOG

Centro Formación Nacional - Pymes Plataforma Comercial SL. Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Málaga: tomo 4570 folio 38
Inscripción 1ª Sección 6 Hoja 153. Administrador-Gerente: Manuel Anaya.
Teléfono:  952 089 824
info@manipulador-de-alimentos.es
WhatsApp:  652 079 427
Síguenos en: