Manipulador de Alimentos
Manipulador de Alimentos

Proveedores, envasado, embalado y etiquetado


Proveedores

La homologación de proveedores garantiza el suministro de productos con condiciones sanitarias e higiénicas correctas y ayuda a controlar la materia prima inicial obtenida.

Es importante el control de la recepción de la mercancía. Ante cualquier aspecto sospechoso hay que identificar el producto y separarlo. Se prohíbe admitir alimentos que no lleguen acompañados del documento sanitario que acredite su procedencia y calidad sanitaria.

Resulta fundamental un correcto envasado, embalado y etiquetado de los alimentos que se reciben para facilitar la recepción de mercancía y el control de materias primas. Tanto el personal que transporta productos alimenticios como los encargados de recepcionarlos deberán formarse en materia de seguridad alimentaria, pudiendo acreditarlo mediante el Certificado de Manipulador de Alimentos.


Envasado y embalado

- Envase: Recipiente destinado a contener alimentos.
- Embalaje: Material utilizado para proteger el envase.

Los envases se ajustarán a las disposiciones vigentes relativas a las condiciones generales de los materiales en contacto con los alimentos.
  • Deben hacerse en condiciones higiénicas satisfactorias.
  • Los materiales no podrán alterar las características organolépticas de los alimentos, no podrán sustancias nocivas para la salud, tendrán resistencia necesaria.
  • No podrán reutilizarse salvo excepciones.
  • El material de envasado y embalado que no se esté usando debe almacenarse en una zona protegida y alejada del área de producción.


Etiquetado

Es el único medio que tiene el consumidor para identificar un producto asociándolo a una empresa. La principal finalidad de un etiquetado correcto, además de cumplir la normativa vigente, es asegurar que el consumidor dispone de información cierta y completa sobre todos los ingredientes y sustancias alergénicas presentes en los productos que consume, de forma que pueda decidir adecuadamente según sus necesidades y evitar aquellos riesgos que se derivarían de una posible reacción adversa.

Todos los alimentos en general, deben proporcionar mediante su etiquetado la siguiente información.
  1. Información sobre la identidad, composición y propiedades u otras características de los alimentos.
  2. Información sobre la protección de la salud de los consumidores y el uso seguro de un alimento; en particular, se referirá a la información sobre:
    1. las propiedades relacionadas con la composición que puedan ser perjudiciales para la salud de determinados grupos de consumidores
    2. duración, almacenamiento y uso seguro
    3. los efectos sobre la salud, incluidos los riesgos y las consecuencias relativos al consumo perjudicial y peligroso de un alimento
  3. Información sobre las características nutricionales, incluidas las correspondientes a aquellos consumidores que tienen necesidades dietéticas especiales. La información nutricional será obligatoria a partir de Diciembre de 2016.

Para todos los alimentos, la información alimentaria obligatoria estará disponible y será fácilmente accesible. Se indicará en un lugar destacado, de manera que sea fácilmente visible, claramente legible y, en su caso, indeleble. En modo alguno estará disimulada, tapada o separada por ninguna otra indicación o imagen, ni por ningún otro material interpuesto.

En el caso de los alimentos envasados, la información alimentaria obligatoria figurará directamente en el envase o en una etiqueta sujeta al mismo. Se podrá recibir la información alimentaria obligatoria por otros medios siempre que se asegure el mismo nivel de información que se garantiza con el envase o la etiqueta y teniendo en cuenta pruebas que demuestren la comprensión del consumidor medio y el uso amplio de dichos medios por los consumidores.

En el caso de los alimentos no envasados, únicamente será obligatoria la mención de aquellos ingredientes o coadyuvantes tecnológicos que pudieran ser susceptibles de causar alergias e intolerancias alimentarias.

El etiquetado no puede inducir error ni en la composición ni en la presentación.


Especificaciones obligatorias

  • Denominación del producto
  • Lista de ingredientes
  • Cantidad y cantidad neta (peso escurrido)
  • Fecha de caducidad o duración mínima
  • Condiciones especiales de conservación
  • Modo de empleo o utilización
  • Razón social y dirección del operador responsable
  • Identificación del lote de fabricación
  • País de origen o lugar de procedencia
  • Marca de salubridad
  • Sustancias o productos susceptibles de causar Alergias o Intolerancias
  • En bebidas con más de un 1,2 % volumen de alcohol, grado alcohólico volumétrico adquirido
  • La información nutricional (vigente a partir del 13 de diciembre de 2016)


Coadyuvante tecnológico
Cualquier sustancia que no se consuma como ingrediente alimenticio en sí, que se utilice intencionadamente en la transformación de materias primas, de productos alimenticios o de sus ingredientes, para cumplir un objetivo tecnológico determinado durante el tratamiento o la transformación, y que pueda tener como resultado la presencia no intencionada, pero técnicamente inevitable, de residuos de dicha sustancia o de sus derivados en el producto acabado, siempre que dichos residuos no presenten riesgo sanitario y no tengan efectos tecnológicos en el producto acabado. Un ejemplo de coadyuvante tecnológico es el carbonato cálcico, un aditivo alimentario que se usa en los procesos de extracción de aceites y grasas.



Productos no envasados

Carnes (Canales y medias canales)

Deben llevar el sello de la inspección veterinaria del matadero y deberá mantenerse este sello hasta ultimar la venta de la pieza.


Conejos y Aves

Deben llevar el marchamo de inspección veterinaria.


Moluscos

Los moluscos vivos o frescos estarán en mallas amarillas con la etiqueta que garantice su depuración.


Todos estos productos, además del pescado fresco irán acompañados de la documentación sanitaria correspondiente.





Compartir en